A veces cuento historias y otras soy la inefable vorágine del mar que habita en mis ojos

Estoy casada. 

Con la vida.

Hasta que la muerte nos separe.

Escribo, porque es de la única manera que puedo pintar.

El farero de la isla de Santa Clara. Capítulo 1

Siempre que puedo me siento en el muro del Acuario de Donostia y observo el faro de la isla de Santa Clara, en frente, abandonado. El faro es siempre otro dependiendo de cuándo y desde dónde lo mire. Y al mirarlo, me dejo arrastrar por sus paredes desportilladas a los...

leer más

“El niño perdido” de Thomas Wolfe

Era  la primavera de 2017 en Barcelona. El cine Maldá, una antigualla de sesión continua escondido en unas oscuras galerías en el corazón del barrio Gótico, proyectaba “El editor de libros”. Por aquel entonces, un grupo de escritores nos reuníamos semanalmente para...

leer más

Barcelona

El templo de Augusto nos esperaba, pero cuando por fin alcanzamos la puerta abrigada por un laberinto de calles góticas, estaba cerrado. Ya volveremos.

leer más

3 + 11 =

Si no estoy por aquí, puede que esté aparentando ser sociable en alguna red.